Siempre me he sentido atraída de manera muy intensa e irremediable hacia la libertad. Desde muy pequeña me veía aprisionada por las normas familiares, sociales, y más adelante sobre todo las personales, las autoimpuestas, que son las más complicadas de identificar. Toda mi vida (o desde que tengo uso de razón) he peleado por sentirme libre, y rara vez lo conseguía. Los límites con los que te encuentras en el mundo dual son tremendos y a vista del ego, imposibles.. Read More