Hace años aprendí la lección de la competitividad. Cuando estudiaba en la universidad, empecé a trabajar como vendedora en unos conocidos grandes almacenes, en el departamento de discos (para mí entonces era el mejor de todos los que me podían haber tocado.) Entré por una campaña de Navidad. Mi sueldo estaba bien, y para una estudiante como yo era, ¡más que bien! Y con las comisiones por venta, se podía incrementar bastante. Muy emocionada, cuando empecé a trabajar me di.. Read More