Hace mucho tiempo que a menudo observo que me encuentro por todas partes con números capicúas, o repetidos (sobre todo el 1111). No lo solía comentar a nadie porque me parecía una “rareza” que ni yo misma entendía. Lo que es cierto es que me daba cierta paz encontrarlos, solía sentir que todo iba bien cuando se unía lo que en ese momento iba pensando con el instante en que veía de una u otra manera el número en cuestión… Read More