Acabo de aterrizar del primer evento de crecimiento interior y desarrollo personal que se ha realizado en Madrid con estas características y dimensiones. Being One. 

Buscábamos teoría y recibimos práctica.

Si estás leyendo el post seguro que sabes de qué trataba y si no, en un clic que hagas en internet, tendrás toda la información para investigar. No profundizaré en ello porque sería redundante.

Being One, siendo UNO. ¿Qué es ser UNO?

Ser uno es saber que YO formo parte del TODO. Nada ni nadie está desconectados de mí. Yo soy TODO y TODO, soy YO.

Este evento ha sido un torbellino de emociones, de cajas de pandora abiertas, de catarsis… Se ha realizado una limpieza y elevación individual y grupal que dudo podamos llegar a conocer las dimensiones y el alcance que tendrán. Y en realidad, da igual.

Este fin de semana se ha cambiado el mundo, a lo mejor te parece pretencioso o exagerado, pero lo siento así, ¡se ha cambiado!

Este fin de semana el Amor, la gratitud, el perdón… han deshecho el miedo, el odio, el resentir… Se ha visto que es posible y es real.

La mente UNO puede con todo, y solo existe la mente UNO cuando es el Amor quién la guía.

Únicamente me nace estar agradecida por cómo se han ido desarrollando los acontecimientos. Agradecida por haber vivido la transformación en primera persona.

Según iban pasando las horas y los días, diferentes posts iban atravesando mi cabeza y ahora que estoy en ello solo puedo decir gracias Being One.

  • Gracias por no haber dudado ni un instante que la solución estaba en AMAR.
  • Gracias por haber permitido que ocurriera como ha ocurrido todo, con su perfección dentro del caos aparente al principio, inexistente después.
  • Gracias por demostrar que los que hablamos de Amor incondicional, de perdonar y de mirar todo desde ti, no estamos tan locos como a veces pensamos incluso nosotros mismos que estamos.
  • Gracias por liberarnos de tanta sombra oculta, gracias por haberla hecho explotar en un espacio tan protegido.
  • Gracias por todas y cada una de las sincronías que se han dado entre todos. Estaba el guiño del Universo en cada una de ellas.
  • Gracias por hacer evidente que aquello que no me gusta del exterior, debo limpiarlo en mi interior, porque no hay otro camino.
  • Gracias por no haber dejado a ni una sola persona fuera del aprendizaje: asistentes, organizadores, voluntarios, ponentes, personal de seguridad, limpieza, catering, vecinos del barrio… todos abrazados por esta experiencia.

Ser UNO es saber que tú no estás exento de nada, absolutamente nada que esté fuera de ti. Porque no hay nada, absolutamente nada, fuera de ti. 

Este post es breve, porque lo que tengo que contar es tan sencillo que las palabras lo complicarían.

Siempre todo, bajo cualquier circunstancia y en cualquier escenario, tiene que ver contigo. ¡Es la hora de despertar a esta evidencia!

El mundo está cambiando, ¿no lo ves?

Yo este fin de semana lo he visto claro. Y no puedo estar más feliz.