Los cambios cuestan, eso ya lo sabemos todos. Nuestra mente ego tiende a la rigidez, a la falsa seguridad de la que cree sostenerse. Me gusta ver la mente como un músculo al que entrenar. Así es más fácil y menos frustrante, ya que no es que no llegues al objetivo propuesto, sino que te falta “fondo”. Entonces solo es cuestión de decidir ponerte a ello. Usar la intención. Lo único cierto de la vida es el cambio, así que.. Read More