El desapego, ¡qué concepto tan extraño y natural a la vez…! Párate un momento a reflexionar sobre ello, ¿qué o quién te pertenece o te ha pertenecido jamás? nada. ¿O aún crees que sí? El desapego libera, mientras que el apego esclaviza al ser humano, porque es desde el lugar en el que el ego crea su identidad; yo soy mi ropa, mi aspecto, mis amigos, mi familia… el ego construye ilusiones en el mundo exterior, ¿pero soy realmente aquello que me dicta?.. Read More