Tenemos un software que nos impide la paz mental, pero no somos capaces de detectarlo. Estamos «programados para luchar con sufrimiento», no pain no glory, o «sin dolor no hay beneficio», ¡qué absurdo! y qué manera de defender esa idea hasta el final, sin medir las consecuencias que esto conlleva. Otro de nuestros «sistemas » es la no aceptación de la felicidad como estilo de vida. Muy en el interior hay un «no merecimiento», y nuestro «ordenador» rechaza la paz instantáneamente. Si no.. Read More