El tiempo como tal, no existe. No existe como nosotros lo podemos concebir, es decir, de un modo lineal (pasado-presente-futuro), el tiempo es más bien como una “sopa” en la que se encuentra todo. Todo está aquí y ahora.  Otro factor a valorar es que la pérdida o no de tiempo es una emoción, y como emoción, se puede modificar a nuestro favor si sabemos cómo. Siempre comienzo los talleres de Autogestión Efectiva del Tiempo preguntando a los asistentes qué creen.. Read More