La suerte no existe. Este el es mensaje que todas las personas a las que he entrevistado en el apartado del blog «Un martes cualquiera…» han insistido en que transmitiera. La suerte, según la entiendo yo, es el lugar en el que depositamos nuestro miedo al fracaso o al éxito. Es otra manera de «echar balones fuera.» La suerte es una mentira enorme en la que nos apoyamos para no seguir creyendo, para desistir, para sentirnos víctimas, en definitiva para.. Read More