Cuando los hilos tiraron de mí y me llevaron a la siguiente parada, pasé varios días un poco aturdida. Aturdida por lo que dejaba atrás, por el cambio de estilo de vida en solo unos kilómetros, porque me faltaba naturaleza a pesar de estar justo detrás de mí… porque ya no oía los pájaros al despertarme.  Después traté de ir calmando todo este movimiento y mirar dónde me encontraba sin las medidas de lo anterior. Me doy cuenta de que.. Read More