En este tiempo he cambiado de manera tan radical de escenario que parece que he estado en dos mundos diferentes. Y como siempre, me he observado. Hoy, mandaba un mensaje de voz a uno de los amigos que hice en Asturias contestando a su pregunta; «¿cómo estás, Beatriz?» y al hablarle, he caído en la cuenta de que estoy exactamente igual. Le he dicho algo así como que ahora no son fabes, sino que es pasta, pero la esencia es.. Read More