Estaba empezando a escribir. Era un tema que salía con cierta dificultad y no me convencía. De pronto, Annalisa, la mamma de la casa en la que me han «adoptado» (como ella misma me dice), me ha invitado a ver cómo hacía la lasaña con ragú para la fiesta de cumpleaños de su hija.  ¡Lasaña! Por supuesto, he dejado lo que estaba haciendo y me he ido con ella. Es un tema de prioridades. Para escribir siempre hay tiempo. Y.. Read More