El cuatro de diciembre del 2019, por la mañana a eso de las once, por causa de un «accidente» relacionado con el agua, mi ordenador dejó de funcionar. Estaba en medio de un proyecto que acababa de iniciar, más todos los demás que ya existían.  Entré en shock. Lo intenté salvar pero no hubo manera. Durante varios días estuve mirando opciones para poder repararlo, si es que tenía solución. Hacerlo me costaba muchísimo. Y era eso o comprarme otro, lo cual.. Read More