Hace unos años que nació el concepto del nómada digital. Recuerdo que cuando me enteré de lo que era, me encantó. Me fascinó la idea de poder desarrollar tu trabajo, el que fuera, en cualquier parte del mundo. Desde el primer contrato laboral que firmé allá por el 1998 (¡ay!) sentí que eso no era para mí. Después, con contratos más serios, llegaron los «indefinidos», que era lo más parecido al «fijo» de la época. Ahora no tengo ni idea.. Read More