Desde que empecé con los acompañamientos individuales, comencé a incluir en las sesiones, cada vez con más frecuencia, la meditación. Era tan potente lo que sentía, que aunque no entendía muy bien qué sucedía, seguía por ahí.  Luego, como quien no quiere la cosa, la fui añadiendo en los cursos o las charlas que iba haciendo. Y se generaba algo que tampoco podría explicarse, pero que a todo el mundo alcanzaba desde muy dentro.  Justo hace poco más de un.. Read More