Amo el proceso de sanación. Esa es la frase que se me repite desde el sábado pasado.  Hace un par de semanas, decidí que el objetivo de las meditaciones de los sábados sería conectar con nuestra guía interior. Sé que el poder del grupo es infinito, y sé que con que dos personas se junten para invocar al Amor, este viene a raudales. Y digo lo sé. Ni lo creo ni lo espero. Lo sé, porque se nos demuestra a.. Read More