Las metas son las fuerzas que tiran de nosotros para lograr que crezcamos y prosperemos. Si no tenemos metas, no encontramos motivo para hacerlo. 

Lo primero que debemos hacer es definir nuestras metas con nitidez, de manera que veamos con claridad dónde está la línea. 

¿Qué dirige tu vida? ¿Hacía dónde se dirige? ¿Cuál es tu verdadero sentido? 

Todas estas preguntas nos llevan a ir dibujando estas metas. Después, lo que le seguiría es el plan para alcanzarlas. 

Las metas no se consiguen ni por casualidad ni por golpes de suerte, se consiguen por caminar el camino hacia ellas. 

¿Cuál es tu itinerario? ¿De dónde parte? ¿Qué pasos debes dar para seguirlo? 

Al realizarnos preguntas que nos obliguen a reflexionar con constancia, hacemos que nuestro cerebro se ponga a trabajar hacia diferentes líneas de pensamiento que dan con soluciones, claves e ideas. 

Característica del itinerario hacia tus metas: 

  • Es indefinido en tiempo. 
  • Es incierto. 
  • No se debe dar nada por hecho. 

¿Quiénes aguantarán el viaje? Quienes cuenten con ello. 

Si para alcanzar tus metas no eres paciente o no eres capaz de centrarte en cada uno de los pasos que das en lugar de en preguntarte «¿cuánto queda?», jamás llegarás, porque el camino te va a poner aprueba una y otra vez para que desistas.

Sin resiliencia y paciencia, no resistes la presión que te impulsa a conseguir tus metas.

Por supuesto, aquí hablamos de metas ambiciosas y grandes, que son las que más superación y crecimiento nos van a pedir.

Otra de las características para llegar a la línea en la que tus metas te esperan, es tener una confianza en ti férrea. Esta confianza se construye a diario. No se da jamás por sentada, sino que se va alimentado durante el proceso. 

¿Vas a fallar? Infinitas veces. La confianza en ti no quiere decir negar tus errores, quiere decir verlos, aceptarlos y corregirlos inmediatamente. Aprender de ellos, y darlo todo para que no se vuelvan a repetir. 

¿Tendrás dudas? ¿Querrás abandonar? Por supuesto. Pero esto son pruebas que todo el mundo debe ganar, si pretende llegar a su línea. 

Quienes llegan, las ganan. Una detrás de la otra. 

¿Llegar a tus metas te permite el lujo caminar de vez en cuando sí, y de vez en cuando no? 

No. Es una carrera de constancia. 

¿Por qué existe menos gente en el mundo que consigue grandes metas que quienes sí? 

Por el modo de pensar, de actuar y por el conocimiento, o no, de las reglas del camino. 

Contar con la información adecuada es ventaja, y aplicar esta información, es poder. 

¿Algún día termina el proceso? Otro NO. El proceso solo continúa subiendo el nivel. Ahí precisamente se encuentra el estímulo y su atractivo. 

Compartía hace unas horas en un LIVE de Instagram que a medida que nos superamos, aprendemos a admirar al ser humano con verdadera honestidad. Solo cuando te pones a prueba a ti y te das cuenta de tu potencial, eres capaz de extender ese conocimiento al resto de personas. 

No, las metas ni se acaban nunca, ni se alcanzan todas. Eso es precisamente lo que nos da motivos para avanzar cada día hacia ellas. 

Gracias por compartir

Sobre la autora

Iba a decir «escritora» pero en realidad me considero sencillamente adicta a la creatividad y a la necesidad de expresarme. Y escribiendo, sacio bien estos impulsos. Otra de mis adicciones es que todas las personas conozcan su poder interior. Y juntas mis adiciones, hacen muy buena combinación. Melómana sin remedio. Gran fan y acompañante de la meditación en grupo. Y coach de superación personal y laboral.

MI VISIÓN
Un mundo de personas despiertas y conscientes viviendo en armonía.

MI MISIÓN
Que todas las personas del planeta descubran la dicha de vivir desde su propósito y lo pongan al servicio.

Estoy en transformación constante y en estos hitos me encuentro hoy. Mañana ¿quién sabe?

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Nos vemos en la newsletter?


Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Saber más sobre las cookies.