Cuando quiero escribirte desde el blog, sobre todo últimamente, intento conectar con aquello que me haya resonado en los últimos días, o con alguna toma de conciencia que quiera compartirte. Otras veces son pensamientos que necesito expulsar. En ocasiones son dificultades que al escribirlas, se deshacen. 

El caso es que cada vez vivo en un mundo más sincrónico y por mucho que he tratado de llegar a qué te quiero compartir hoy, me sale hablarte una vez más del Universo amable que me rodea, y que te rodea. Y darte más herramientas para poder sostenerlo el máximo de tiempo posible.

El cambio desde dentro son ideas muy sencillas, que necesitan grabarse a base de exponerse una y otra vez a ellas.

Nos cuesta ser y aceptar la felicidad, así es. Esta es la tara de la que debemos despertar. Hoy te voy a compartir los pensamientos que me llevan a esta experiencia de Vida, para que te pongas a ello sin excusas (hazlo ya).

Esta mañana cuando me he levantado, todo parecía una orquesta tocando para mí. Desde la facilidad con la que he hecho mis recados, hasta la colaboración conmigo de cada una de las personas con las que he interactuado. Situaciones graciosas, encuentros “casuales”, descuentos en cada compra, invitaciones, sonrisas y saludos de personas desconocidas, demostraciones de Amor por donde mirara, hacia mí, entre desconocidos, de mí hacia otras personas… vamos, lo que siempre defiendo, un sueño feliz, amable y molón. 

Parte de mi obsesión es que accedas a esta dimensión en la que la película la diriges tú. Es una obra tan agradable como te lo permitas. 

Ya sabes que todo nace de cómo te sientes, y ese cómo te sientes está dirigido por los pensamientos en primer lugar. En esta ocasión voy a ser muy esquemática para ir directa al grano. 

Mi mente, como la tuya, necesita una guía para no perderse en el miedo y elegir Amor. 

Estos son los pensamientos que en cuanto me detecto bajando el nivel de mi vibración, hago que invadan mi mente:

  1. Todo es posible. No existe la limitación de ningún tipo y todo puede cambiar en un instante. 
  2. Siempre hay otra manera de ver las cosas.
  3. La mano del Amor está tras todo lo que me ocurre, por lo tanto confío y descanso en ese sentir. 
  4. Agradezco la situación aunque no la entienda, porque sé que agradeciendo cambio el rumbo de los acontecimientos a mi favor y al de todas las personas implicadas. 
  5. Yo decido cómo sentirme en cada situación. 
  6. Yo determino las consecuencias que tendrán los acontecimientos y no al contrario. 
  7. Todo obra para mi mayor bien. 
  8. Acepto y no resisto, suelto tantas veces como necesite.
  9. Doy siempre lo mejor de mí, por lo que la culpa tiene poco espacio o ninguno.
  10. Y cuando aún así, caigo en el miedo, pido otra oportunidad para hacerlo esta vez sin error. Me permito aprender tanto como lo necesite, ya que para eso estoy aquí y lo sé. 

Te advierto que esto no son mensajes positivos sin base, es cambiar tu realidad cambiando tú. Reescribir tu historia con conciencia.

He ido esta mañana, entre otras cosas, a comprar el pan a un obrador que acabo de descubrir y me encanta. Había mucha gente haciendo cola y alguien que venía detrás de mí se ha preguntado si volver más tarde. Yo le he dicho muy segura que no se preocupara porque iba rápido. Un señora ha protestado, ha contestado que de eso nada, que ella no lo veía así. Automáticamente han llegado dos personas más a atendernos y la fila ha volado. En menos de un par de minutos nos estaban vendiendo el fabuloso pan recién hecho. La cara de la señora era un poema. Me ha sonreído sorprendida. ¡Me chifla cuando suceden estas cosas!

Llevo un tiempo con la certeza absoluta de que creamos a cada paso que damos. Veo mis creaciones manifestarse al instante, y cada vez van con mayor rapidez. La magia está por todas partes y sé que es solo el principio.

En este estado, no hay separación de ningún tipo entre nada ni nadie. Soy Conciencia, soy infinita. Soy. Soy quien lee y quien escribe. Soy lo tangible y lo intangible. Soy la Vida. Soy quien sueña el sueño. Y soy el sueño.

Te puede parecer abstracto este sentir, a mí me cuesta definirlo. En la práctica es vivir presente, agradecida y con el Corazón irradiando Poder del bueno. Poder con el que de verdad, sabes que los límites ni existen ni nunca lo hicieron.