La meditación nos ayuda a parar, observar, conectar y elevar nuestra energía. Con ella, ponemos la mente a nuestro servicio y activamos nuestro poder interior.

Las meditaciones en grupo crean un hábito que va calando suavemente en las personas que la practican. Sin esfuerzo y sin darnos cuenta.

Meditar, como sea que resuene en quién decide iniciarse, es vital en estos momentos de cambio y evolución.

Yo te ofrezco las siguientes opciones:

Meditaciones en grupo:

Lunes, miércoles y viernes a las 6.30 am (hora central europea). Empezar el día sintonizando latidos y con la vibración adecuada, marca una gran diferencia y abre la puerta a infinitas posibilidades derivadas de esta elección. Aquí buscamos sobre todo la constancia y el compromiso con la práctica, porque la calidad de los resultados está relacionada con estas dos premisas. La aportación son 20 € y es vía Zoom si te apuntas semanal ó 71,20 € si lo haces mensual (se le aplica un 11% de descuento).

Sábados a las 9.00 am (hora central europea). 11 €/sesión ó 40 €/ mes. Vía Zoom. Y el foco está en la conexión con nuestra guía interior, la limpieza, sanación y la elevación energética.

Meditaciones individuales:

Si nunca has meditado y quieres una guía más personal para comenzar, no te cuadra el horario de la meditación en grupo o, por lo que sea, prefieres un momento más íntimo para ti, los martes es el día que dedico a este espacio. La aportación son 77 € y también es vía Zoom.

Puedes escribirme a beatriz@miplanbe.es y te doy toda la información que necesites para comenzar, desde ya mismo, con esa aventura que se abre en ese instante en el que tú te decides a mirar y entender la vida desde otras perspectivas. Y comprobar por empírica, lo infinito de tu propio poder interior.

Y si quieres, también puedes experimentarlo tú, por tu cuenta con esta meditación descargable. Pincha en la imagen.

Algunos testimonios…

PATRICIA

«La meditación grupal matutina es un espacio en el que conecto conmigo a través de la respiración y los pensamientos. Soy una persona bastante rumiadora de pensamientos y la meditación me ayuda a calmarlos, pararlos, centrarlos y relativizarlos con la respiración y la atención plena en mí. Es una actividad que realizo a primerísima hora de la mañana, pero he notado que me ayuda, a lo largo de todo el día, a estar más tranquila, más presente, más centrada en mí. Y cuando alguna situación me perturba o algún pensamiento recurrente viene a mi cabeza he aprendido a parar, cerrar los ojos, respirar y centrar.

Gracias, gracias, gracias a ti Bea por dirigirlas y a las compis del grupo porque sientes que no estás sola y que la energía se comparte, se multiplica y de eso se trata, de vibrar cada vez más alto y que nos vayamos contagiando unos a otros».

MERCEDES

«Desde hace un tiempo me apetecía la idea de meditar, pero me parecía imposible incluirlo en la agenda. Trabajo y soy madre de niños pequeños. Un día me lié la manta a la cabeza sin pensar en cómo lo iba a hacer, me apunté para probar y ver si era capaz.
Y lo que pienso ahora es ¿cómo he tardado tanto en empezar con esto?
Meditar en grupo te ayuda a comprometerte y no decaer en la práctica, que desde la primera vez que la hagas verás que es muy beneficiosa, entre otras cosas, para vivir el día a día con más perspectiva y no quedarte atrapada con tus circunstancias externas, ni con tus emociones. Es un entrenamiento mental.
Tenemos un grupazo, y la energía que se crea es: Paz
».

LAURA

«Meditar en grupo y por las mañanas me permite conectar mejor conmigo misma. Sentir que todas estamos en ese espacio y en ese momento me centra, me enternece el corazón. El grupo me arropa y acoge sin muchas palabras y en los días que me he sentido más vulnerable, he notado apoyo. 

Las meditaciones son con música, mantras y ejercicios escritos que transmiten y complementan la práctica de una manera muy bonita. Lo definiría como un lugar precioso al que acceder mientras el mundo se despierta».

MAYKA

«Cuando Bea comenzó anunciando en las redes sociales y en la newsletter las meditaciones matutinas supe que acabaría entrando en el grupo. Sentía desde hacía varios meses que tenía que hacerlas pero la idea de levantarme a las 6,30 me paralizaba. Fue en uno de los talleres que hice sobre «eliminar bloqueos» cuando decidí dar el paso. Mi vida se había convertido en algo difícil, en una lucha, en un camino cuesta arriba… no sabía gestionar tanto bloqueo y notaba que no avanzaba.

En mi caso quería probar la primera vez (mi ego se seguía resistiendo a eso de levantarse una hora antes) y así hice. Escuchar mantras con un intención elevada a primera hora fue mágico. Me fui al trabajo con un chute de energía alucinante. Así que antes de empezar la mañana en el cole le dije «Bea apúntame el mes entero».

El tiempo que estamos se pasa volando. A través de mantras y canciones centramos nuestra atención e intención en elevar la energía. Tratamos diferentes temas como confiar en el proceso, la abundancia…siempre enfocadas en la ley de la atracción y la manifestación. Somos energía y según vibramos así atraemos y sentimos. La meditación se ha convertido en un hábito para mí tan necesarios como comer.

¿Quién no quiere tener un día fluido y lleno de magia?».

Si quieres leer más…

El mayor beneficio de la meditación en grupo

Comparte

¿Nos vemos en la newsletter?


Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Saber más sobre las cookies.