Puedes restar peso interior si aprendes a cómo ordenar tu mente.

¿Existe mayor agotamiento que el «agotamiento mental»?

El estado mental «agitado» nos quita más energía de la que pensamos, además de no permitirnos disfrutar del momento presente.

Como ya sabemos, nuestra mente ego vive en el pasado y en el futuro, en el «ahora» está callada, no nos molesta y tampoco nos «pesa», nuestra mente está ligera e inspirada en lo que se encuentre. Ordenar, dentro y ordenar fuera, aclara.

Lo primero que debemos recordar es que «esa voz» no somos nosotros, nosotros somos quienes observamos a esa voz.

Una de las premisas más comunes que recibes cuando estás aprendiendo a meditar es la siguiente «observa tus pensamientos, y déjalos marchar, sin juzgarlos, simplemente, déjalos ir, no te enganches a ellos».

Eso es exactamente lo que deberíamos poder hacer cuando permitimos que la mente se apodere de nuestra voluntad. Primero tomar conciencia de que esa mente no eres tú, y después conseguir observarla. 

«Por fortuna, cuando adquirimos conciencia de que la ilusión es una ilusión, ésta se disuelve. Al ver quién no eres, la realidad de quién eres emerge por sí misma». Eckhart Tolle

Pero aquietar u ordenar la mente parece muy complicado (aunque en realidad, no lo es).

La mente podría ser como los armarios de casa, que si los tenemos muy desordenados y llenos de cosas, no dejamos que entre nada nuevo, ni aire fresco… acaban siendo un estorbo más que un desahogo. 

Vamos a ordenar e intentar vaciar la mente de aquello que nos ocupa un espacio muy útil para otras «prendas».

Las cosas que tenemos en la cabeza como obligaciones, la gran mayoría de ellas autoimpuestas, nos  dejan literalmente sin fuerzas.

Date cuenta que según tu inconsciente no existe el cuerpo como tal, por lo tanto todas las veces que piensas en una tarea que tienes que hacer y no la haces, no lo piensas una vez, ni dos, está en tu cabeza como un disco rayado que no para de sonar, y para tu inconsciente estás realizándola tantas veces como la piensas, ¿te das cuenta de por qué la mayoría del tiempo estamos más cansados de lo que deberíamos estar?. 

A mí me encanta la herramienta de los «tengo ques», y te sugiero usarla cada tres meses mínimo, porque la mente, como los armarios, se va llenando de trastos sin darnos cuenta. 

Consiste en que te tomes un rato de silencio para ti. Que cojas un papel y un bolígrafo y saques todos los «tengo ques» de tu cabeza, es decir, aquellas tareas que nos perturban pero que no llegamos a realizar nunca, tengo que: «llamar al dentista. Hablar con este familiar. Arreglar la ventana. Pintar la casa. Limpiar mi ordenador. Comprar…»

Tómate el tiempo que necesites para expulsar de tu cabeza todo lo que vaya apareciendo. 

Una vez esté hecha la lista, que si has sido sincero contigo mismo debería ser muy larga, coge tu agenda y empieza a poner fecha para todos los «tengo ques» que puedas, recuerda siempre la integridad que debes tener contigo, es decir, si lo agendas, ya no te queda otra que hacerlo, así que piénsalo muy bien.

Si hay algún o varios «tengo ques», que no vas realizar, porque sabes que no te apetece nada, o porque ya lo has intentado y no lo consigues, o porque no depende exclusivamente de ti, o porque notas que no es el momento, da igual el motivo, sencillamente lo tachas, lo eliminas de la lista, y decides que no lo vas a hacer, sea el que sea. Lo dejas marchar, con conciencia de ello.

El descanso que experimentarás haciendo este ejercicio es inmediato y tus «armarios mentales» poco a poco estarán más ventilados, y frescos, ¡pruébalo tú mismo!.

«Dominar a otros es fortaleza, el domino de uno mismo es el verdadero poder». Lao Tse

Gracias por compartir

Sobre la autora

Iba a decir «escritora» pero en realidad me considero sencillamente adicta a la creatividad y a la necesidad de expresarme. Y escribiendo, sacio bien estos impulsos. Otra de mis adicciones es que todas las personas conozcan su poder interior. Y juntas mis adiciones, hacen muy buena combinación. Melómana sin remedio. Gran fan y acompañante de la meditación en grupo. Y coach de proyectos de Luz.

MI VISIÓN
Un mundo de personas despiertas y conscientes viviendo en armonía.

MI MISIÓN
Que todas las personas del planeta descubran la dicha de vivir desde su propósito y lo pongan al servicio.

Estoy en transformación constante y en estos hitos me encuentro hoy. Mañana ¿quién sabe?

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Nos vemos en la newsletter?


Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Saber más sobre las cookies.