Actualmente nos encontramos ante la necesidad inminente de realizar un esfuerzo en el trabajo hacia un cambio de paradigma. Un escuerzo en el autoconocimiento.

Parece que todo “anda mal” y tras haber pasado los últimos 5 años “echando balones fuera” ha llegado la hora de hacernos responsables de nuestra propia vida e intentar modificar la realidad desde nosotros mismos.

Es cierto que después de este “tsunami” tenemos derecho a estar descolocados, aturdidos y perdidos, ya no sabemos si nosotros elegimos el trabajo, o el trabajo nos elige a nosotros… si nos mueve la motivación o las creencias de que “ese trabajo o esos estudios” están bien valorados en el mercado y por ello, me apasione o no, voy en esa dirección… una vez más, actuando por factores externos a nuestra voluntad.

Desde mi experiencia personal y profesional lo que propongo es, antes de todo, la realización de una reflexión interior, dejar los impulsos y los miedos apartados, tomar el tiempo que necesites para actuar, ya se conoce aquello de “cuando no sepas dónde vas, mejor no te muevas y cuando lo sepas, corre”.

Se me antoja imprescindible para conseguir el éxito comprender qué es lo que te apasiona, cuál es tu talento…

Veamos una cosa, todos habremos experimentado alguna vez la facilidad con la que se presentan los acontecimientos en ciertas ocasiones y la dificultad con la que en otras nos encontramos, con total certeza digo que esto se debe a la fidelidad a la hora de actuar que se tiene  uno mismo a tus anhelos más privados y escondidos incluso de ti, puedes engañar a todos pero no a tu Ser, la dificultad radica en que esto es un trabajo casi a nivel inconsciente y requiere un esfuerzo de introspección y de eliminación de creencias y bloqueos.

En relación a la búsqueda de empleo, la inserción o reinserción laboral es imprescindible este trabajo previo, por supuesto se puede extrapolar a cualquier situación de nuestra vida, pero por focalizarlo, primero adivina cuál es tu pasión, ponle nombre y después sólo camina hacia ella, porque todo se te facilitará, siempre estarás en el momento adecuado a la hora adecuada.

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida.” Confucio.

Todos entendemos a qué se refirió Confucio, la felicidad no sólo está cuando sales de la oficina, o cierras tu local… la felicidad es las 24 horas del día, y en esta vida, siempre has de tender a la excelencia. Tampoco hablo de la psicología del pensamiento positivo, sino de la responsabilidad, del auto-dirigir nuestras vidas. ¡Apuesta por la felicidad 24/7!

Una vez tengamos claro nuestro objetivo, todo es mucho más fluido.

En la búsqueda de empleo o nuevos retos, según mi  punto de vista, una de las herramientas más poderosas es la red de contactos. Con ello no me refiero a mandar un mail o un Whatsapp a todos mis amigos pidiéndoles trabajo, o publicar en el Facebook mi situación, sino a un análisis del potencial de mis conocidos y amigos, extraer una lista con los que directamente o indirectamente me pueden poner en contacto con el siguiente paso a dar en mi estrategia, y procurar tener una reunión con cada uno de ellos.

Cuéntale el proyecto (recuerda que estarás hablando desde la pasión, y eso es muy contagiosos y atractivo), e intenta obtener la información o el siguiente contacto que necesitas. Siempre con coherencia y respeto por uno mismo, con conciencia de ser los dueños únicos y exclusivos de nuestro futuro.