¿Por qué cumplen sus sueños algunas personas?

Es un privilegio empezar esta sección con Miguel Rivera.

Miguel, un martes cualquiera… fue testigo de cómo el video de su trabajo recién publicado en YouTube, se convirtió en viral, y cambió su realidad en tan solo unos días.

“Primero me he tenido que ganar la vida.” Así empezó Miguel la entrevista.

A los 19 años, abandonó todo para dedicarse de lleno a la música. Desilusionado por su falta de éxito, retomó los estudios a los 24 años para hacer la carrera de psicología. Pero pronto volvió a su pasión.

“He aprendido la humildad.”

Cuando decidió seguir su sueño, estuvo varios años en los que no entendía porqué no tenía el éxito que creía que merecía. 

Tocó en el metro, también  en una banda en la que dice “me creía el mejor” aunque nunca disfrutó de ello… Sufriendo muy en el fondo porque lo que él de verdad deseaba, era componer y exponer su obra y la oportunidad parecía no llegar nunca.

“Ahora sé que no soy mejor que nadie, y lo he aprendido a lo largo del tiempo. Con perspectiva, todo tiene sentido.”

Y es que esta es otra de las leyes “no escritas” de las que comencé a hablar en el anterior artículo de esta sección, el orden de la vida es Ser, hacer y tener. Al éxito hay que conquistarlo, poco a poco, con calidad y sin exigencias.

Comenzó a dar clases particulares de guitarra para tener más ingresos económicos, cada día luchando con las creencias de él mismo y de sus colegas de profesión.

“Todos pensaban que impartir clases era de músico fracasado y esto me hacía mucho daño”.

Las creencias limitantes nos impiden avanzar y solo haciéndolas conscientes podemos ponerles cara y deshacernos de ellas.

Aún así nunca dejó de ensayar y ser constante en su aprendizaje.

Poco a poco aprendió a modelar a artistas que para él eran los mejores, su foco de atención se empezó a centrar y así lanzar la energía en un solo punto, esta determinación le ayudó a “dibujar” el artista en el que se quería convertir.

Si desconocemos cómo actuar en ciertas ocasiones o circunstancias nuevas, modelar a personas a las que admiramos nos ayuda a caminar en la dirección que nos lleva a nuestro objetivo, si yo no sé… ¿cómo lo haría…?

Con el tiempo comenzó a desapegarse de la idea de tener éxito y se liberó de la presión de la que era casi esclavo, se dedicó a disfrutar de lo que realmente amaba, que era componer y exponer sin esperar nada a cambio, se había rendido a la lucha por triunfar.

El desapego es clave. Actuar porque amas lo que haces y no por lo que obtendrás, te acerca al éxito. 

Miguel es padre de dos niñas preciosas, así que era consciente de que el tiempo con el que contaba para crear, era limitado, sabía que no iba a poder componer un álbum al año, ajustado a su nivel de exigencia, pero sí una canción excelente, y así hizo.

La excelencia es el imán del éxito, recibes lo que das, ¡sencillo!

Un día decide dar un concierto en el Café La Palma, con el único interés de compartir y disfrutar con su gente su último trabajo, una versión muy particular de Beat it, de Michael Jackson.

Dice que cuando terminó de darle forma pensó, “si no lo he conseguido anteriormente, esta vez no va a ser menos, pero la verdad es que ha quedado de lujo”. Estaba muy satisfecho con su obra.

Y de repente comienzan las “causalidades”, el video lo cuelga en Youtube tres días antes del aniversario de muerte de Michael Jackson, sin él haberse dado cuenta de este “detalle”.

Uno de sus alumnos que va al concierto, queda tan fascinado con el tema que lo publica en Reddit un foro de E.E.U.U que habla de todo un poco, y de pronto… ¡se viraliza!

En las primeras doce horas, mil ochocientas visualizaciones, Miguel se acuesta ese día medio aturdido por la noticia, pero al levantarse ya son diez mil visitas.

Guitar world también lo publicó,  algo que le parecía más que un sueño… entonces fue cuando rompió a llorar, había tomado conciencia de lo que estaba sucediendo.

Dieciséis mil visualizaciones y a partir de ahí todas las redes sociales descontroladas. En un par de horas, su canción estaba siendo escuchada en todo el mundo.

“En la primera entrevista que me realizaron me preguntaron qué recomendaría a la gente que está empezando… como a los grandes, no me lo creía.”

Comenzó la vorágine. La SER, la BBC, E.E.U.U, R.U… conciertos, managers que le reclamaban…

Un martes cualquiera… su vida cambió ¿magia? no, crecimiento.

Esta es su obra, ¡seguro que la disfrutas! ¡Si él pudo, tú también!